Hoy Día de la Alimentación en Venezuela una cruda realidad

El INN se creó para dar respuesta al grave problema nutricional que vivía gran parte de la población venezolana. Pero no fue hasta dos años más tarde cuando, el 18 de noviembre de 1951 ce celebró por primera vez este día.
La Alimentación es el proceso mediante el cual el ser humano ingiere alimentos para su crecimiento, desarrollo y mantenimiento de la vida y la salud.
Alimentación en Venezuela frente a la situación
Como se sabe, la alimentación en Venezuela es un tema muy discutido y sensible. El venezolano ha tenido que ajustar su dieta a la realidad del país, afectada por la escasez y la inflación, dificultando una adquisición variada de los alimentos y perjudicando la nutrición.
El no tener acceso a una alimentación variada y de calidad trae una serie de repercusiones graves a la salud, como obesidad, la malnutrición y la diabetes, entre los principales trastornos.
Alto costo de la canasta
Cada mes el costo de la canasta alimentaria se eleva a niveles complicados, afectando gravemente el bolsillo de los venezolanos. Tal es el caso del más reciente valor de e la Canasta Alimentaria Familiar (CAF), con respecto al mes de septiembre se ubicó en 2.681.464,22 Bolívares, reflejando un aumento de Bs. 668.907,67, 4.9 salarios mínimos.
Por su parte, el Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), estima que la canasta básica alimentaria pudiera ubicarse en seis millones de bolívares a finales de año.
“Con esta proyección, un venezolano necesitaría durante el mes de diciembre al menos 20 salarios integrales para poder adquirir los alimentos”. Oscar Meza, presidente del Cendas, aseguró que de acuerdo al Banco Mundial, en el país se tendría 0.21 centavos por dólar de ingreso percápita.
Entre tanto expertos en la materia apuntan que la producción en Venezuela es la solución para el problema de la alimentación.
Una buena nutrición en tiempos difíciles
Frente a este problema, el Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano (Cania) presentó una serie de alternativas que permite obtener una alimentación de calidad, aún en tiempos de escasez.
Especialistas como Mariana Mariño, gerente de salud de Cania, consultada hace algún tiempo por un medio de comunicación nacional, recomienda probar otros cortes de carne, como el bofe, la panza o los riñones, que son de menor precio. Los huevos, aunque han aumentado de precio son más fáciles de conseguir que la carne.
La proteína animal también se puede sustituir por alimentos de origen vegetal, como los granos: Arvejas, lentejas, garbanzos, caraotas, frijoles, quinchoncho o soya.
Mariño dijo que, aunque el precio de las caraotas y las lentejas es muy elevado, se pueden encontrar granos a menor costo, como el quinchoncho.
En cuanto a las frutas, aconsejan que deberían ser consumidas cinco veces al día, lo ideal es buscar la fruta de la estación, porque su costo es menor. Se recomienda comerla entera, no en jugo, para preservar sus propiedades nutricionales.
Los cereales, granos y tubérculos deben ser consumidos en todas las comidas. Los granos más consumidos son el arroz, la avena, la harina de maíz y de trigo, pero también se puede consumir el grano de maíz, harina de avena, fororo, trigo partido, harina de trigo integral, cebada y centeno como alternativas.
Los plátanos son una alternativa económica que está disponible durante todo el año, de la que se pueden preparar muchas recetas: pasticho de plátano, bollitos, buñuelos, arepas, conservas, empanadas y pastelitos.

Espera déjanos tu comentario...